Search

Autobus en New York

Autobus en Nueva York

Autobus en Nueva York

Uno de los medios de transporte más utilizados en la ciudad de Nueva York es el autobús. Con respecto al metro o el taxi tiene sus pros y sus contras, por lo que deberemos valorar qué es lo que necesitamos y cuál va a ser nuestro trayecto antes de decidirnos por uno u otro. En el caso del autobús puede ser un medio ideal para desplazamientos cortos  y concretos. La organización y la puntualidad son notables y el sistema sencillo.

Existen más de 4.000 autobuses en Nueva York listos para dar cobertura a los más de 10 millones de habitantes de esta enorme urbe. La flota de este transporte público realiza más de 200 rutas a lo largo de los cinco distritos en los que se divide la ciudad. Recordemos que son Manhattan, Brooklyn, Bronx, Staten Island y Queens.

Lo más probable es que si nuestro viaje es turístico no necesitemos controlar todas las líneas, ya que  para un no iniciado no es asunto sencillo. Por ejemplo, la línea M1 parte de la calle 59 para recorrer en dirección sur la Quinta Avenida hasta Battery Park, regresando en dirección opuesta por Wall Street y Madison Avenue. Es una línea muy útil para los visitantes de Manhattan.

La M5 recorre Riverside Drive permitiendo al viajero disfrutar de las vistas al río Hudson, mientras que la M104 nace de la zona del complejo de las Naciones Unidas pasando por Times Square.

Son vehículos modernos con un buen mantenimiento incluyendo aire acondicionado. Tienen mecanismos para facilitar el viaje a ancianos o personas con discapacidad.

Información general y precios

El billete cuesta 2.50$. Conviene tener monedas sueltas para pagar el precio exacto ya que el conductor no da cambio y las máquinas automáticas no aceptan billetes. La tarjeta de Metro (MetroCard) es un muy útil si tenemos pensado desplazarnos en transporte público en nuestra estancia en Nueva York.

Esta tarjeta permite el uso sencillo y rápido del autobús y el metro al estilo de las grandes ciudades del mundo. Con la MetroCard podremos hacer transbordos entre ambos medios de transporte con el fin de llegar a nuestro destino lo más rápido posible.

Las paradas están marcadas con letreros bien visibles con colores rojos, blancos y azules. Es preciso mirar el número del autobús para cerciorarnos de que es el nuestro ya que en cada parada existen servicios de varias líneas.

Una vez dentro, para solicitar la parada hay que tirar de un cordón situado en las ventanas. Si tienes alguna duda puedes preguntar al conductor o a otro pasajero.

Los autobuses operan las 24 horas del día, aunque de madrugada las frecuencias son menores.

Más información: mta.info