Search

Catedral de San Patricio

En Manhattan los gigantes de cristal de los edificios de oficinas se mezclan con las construcciones religiosas sin ningún pudor. Una de las más importantes de la ciudad neoyorquina es la Catedral de San Patricio. Con una enorme capacidad, este templo cristiano es uno de los principales de Manhattan y se encuentra entre los más queridos por sus ciudadanos.

Nueva York es un crisol de culturas y religiones. El origen de este lugar consagrado a San Patricio, patrón de los irlandeses, comunidad de gran peso en Nueva York, está en la compra por parte de los jesuitas del solar a principios del siglo XIX. Más tarde la comunidad trapense crearía un pequeño templo en este espacio. El obispo John Hughes anunció la intención de construir una catedral en el lugar de la vieja iglesia. Su intención era crearla en las afueras de la ciudad y así lo hizo. Y es que esta zona, estaba a mediados de siglo fuera de los límites del centro de la ciudad.

El arquitecto elegido fue James Renwick, y el estilo el neogótico. Un estilo que estaba renaciendo en Europa gracias a los nacionalismos y al romanticismo y que trataba de recuperar el esplendor de las célebres y espectaculares catedrales europeas. Se terminó en 1878, mientras que las agujas fueron colocadas entre 1885 y 1888.

Esta catedral puede acoger a 2.500 fieles sentados y es sin duda, uno de los hitos religiosos neoyorquinos. Pero su atractivo no solo reside en su aspecto exterior neogótico. En su interior cuenta con numerosos tesoros artísticos, como por ejemplo sus puertas de bronce, recreando también el estilo gótico, pesan más de 9.000 kg. El famoso órgano de San Patricio está formado por más de 7.000 tubos para lograr un sonido espectacular.

Uno de las esculturas más interesantes que acoge la Catedral de San Patricio es la Piedad creada por William O. Partdrige. Recreando en cierta manera la Piedad de Miguel Ángel, sus suaves líneas y proporciones y el naturalismo idealizado con el que se recrea la imagen de Jesucristo y La Virgen nos lleva directamente a la escultura italiana del Renacimiento. Eso sí, esta Piedad es tres veces mayor que la del mítico artista florentino.

Otros monumentos de interés son el baldaquino, realizado en bronce alzándose sobre el altar o la bella Capilla de la Virgen que cuenta con fantásticas vidrieras.

Más información en la página web de la catedral.

Horario

Todos los días de 7:00 a 20:30.
Consultar horarios de misa.

Transporte

Metro: Fifth Avenue, 53RD St, líneas E y M; 47-50th St-Rockefeller Ctr, líneas B, D, F y M.
Autobús: Eden Quay, líneas 49, 49A, 49B, 50, 54A, 56A, 65, 65B, 77 y 77A.

Mapa

Localizacion

Quinta Avenida esquina con la calle 50. (Upper Midtown)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *