Search

De compras por Midtown

Midtown es una estupenda zona para hacer tus compras. Ten en cuenta que este barrio neoyorquino está atravesado por la famosa Quinta Avenida, que acoge varias de las tiendas más famosas y exclusivas del mundo. No obstante, antes de lanzarse a comprar conviene mirar varios lugares, comparar precios y hacerse un presupuesto, para tener claro cuánto podemos gastar. La ropa y calzado que se compre por debajo de 110 dólares está libre de impuesto así como también las compras que se envíen directamente al país de origen.

Uno de los centros neurálgicos del shopping en Nueva York es Bloomingdale´s en la 3th Avenue. Es una visita obligada si quieres codearte con los compradores más acomodados y recorrer sus pasillos buscando las prendas más exclusivas de las firmas punteras del mercado. Pero no todo son precios exorbitantes. Si buscas bien, también podrás encontrar verdaderas  gangas. En Bloomingdale’s no todo es ropa. También existen tiendas de decoración, de alimentación y restaurantes. Todo con el toque más chic tan propio de Midtown.

Uno de los centros comerciales que compiten directamente con Bloomingdale’s es Saks Fifth Avenue, un megastore con servicios como el shopping for you, es decir, la compra personalizada para clientes exclusivos.

¿Estar en la Quinta Avenida y no visitar Tiffany’s? Impensable. Si quieres emular a Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”, o “Breakfast at Tifanny’s” como era su título original, acércate al 727 de esa avenida y pasa un buen rato mirando su escaparate. Y si tu cuenta corriente te lo permite podrás adquirir alguna joya de Elsa Peretti o Paloma Picasso, las famosas diseñadoras de la mítica tienda neoyorquina.

¿Buscas algo más exótico? Acércate a Takashimaya en el 693 de la Fifth Avenue. En estos grandes almacenes de siete plantas tienes la posibilidad de adquirir todo tipo de objetos y productos de estilo japonés. Y si estás extenuado y quieres tomarte un descanso baja al sótano y tómate un sake en The Box Café.

Midtown con su Quinta Avenida es el paraíso del shopping. Y si tu presupuesto no te permite muchas alegrías, cómprate un café y un croissant y desayuna mirando los diamantes de Tiffany’s.

Mapa




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *