Search
Flatiron Building

Flatiron Building

Merece la pena que el visitante de Nueva York se acerque a contemplar este edificio con forma de cuña, que sigue siendo uno de los más admirados por los neoyorquinos. Originariamente fue conocido como Fuller Building, debido a que fue esa empresa la constructora y propietaria inicial. Daniel Burnham, perteneciente a la célebre Escuela de Chicago fue el arquitecto diseñador. Su original planteamiento en cuña fue todo un hito en la ciudad, como también lo fue su considerable altura. Cuenta con 87 metros. A su término en 1902 fue el rascacielos más alto del mundo, honor que rápidamente recaería en otros edificios debido a la fiebre constructora en altura de las primeras décadas de siglo XX.

Uno de los tesoros arquitectónicos de la ciudad de Nueva York es el Flatiron Building en la confluencia de la calle 23 con Broadway y la Quinta Avenida. Tras más de un siglo desde su construcción, continúa siendo uno de los edificios más bellos de la ciudad. Sin la popularidad de otros rascacielos posteriores como el Empire State o el Chrysler, el Flatiron es una obra maestra de la temprana arquitectura de estructura de acero, sirviendo de guía para otras construcciones más tardías.

La incorporación de estructura interna de acero permitió este gran crecimiento en altura, mostrando el camino de la arquitectura venidera. Su estilo Beaux Arts, importado de Europa, le da un aspecto clásico, que el propio Burnham buscaba. De hecho, el edificio está planteado como si de una columna griega se tratara. El exterior es de caliza y terracota, con complejas molduras logrando esta apariencia tradicional y elegante.

La peculiar y novedosa forma del edifico despertó mucha expectación entre los neoyorquinos, que tenían el convencimiento de que un rascacielos con planta en cuña y de esa altura no duraría en pie mucho tiempo. Consideraban que el fuerte viento generado en la zona convertiría el Flatiron en escombros. Lo que muchos no sabían era que la novedad del edificio se extendía a sus entrañas, con la estructura de acero que podía soportar perfectamente las inclemencias del tiempo.

Su denominación ‘Flatiron’ viene dada también por los neoyorquinos, ya que se parecía a una plancha de la época. El nombre acabó imponiéndose, incluso también para el distrito donde se ubica el rascacielos.

Una anécdota muy comentada durante mucho tiempo fue que algunos ciudadanos frecuentaban la zona con un curioso objetivo: ver las piernas de las mujeres gracias a la ayuda del viento que el Flatiron generaba en la zona.

“Burnham’s Folly” (La locura de Burnham) como también se le denominó, continúa en pie y es uno de los edificios más interesantes de Nueva York.

 

Transporte

Metro:6 en 23rd Street / F, V en 23rd Street
N, R en 23rd Street

Mapa

Localizacion

5ª Avenida y Broadway con Calle 23




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *