Search
Graffiti Hall of Fame

Graffiti Hall of Fame

El graffiti está indeleblemente unido a las calles de ciudades como Nueva York. Durante los años 60 nacieron las primeras muestras modernas de este arte urbano que rápidamente fue tomando gran protagonismo entre la juventud de los barrios marginales de las ciudades norteamericanas. Primero fue Filadelfia y poco más tarde Nueva York. Los muros, las puertas, el metro… Los artistas dejaban su sello en muchos puntos de las ciudades. Los vagones de los metros se convirtieron en las zonas más requeridas por los grafiteros. En los años 70 y 80 el grafiti ya formaba parte indispensable de la cultura popular de Nueva York.  Por supuesto, el aspecto de las calles y el metro no dejó satisfecho a todo el mundo y pronto se abrió una cruzada contra el grafiti.

Algunos artistas urbanos decidieron reivindicar su actividad. Fue entonces cuando surge el Graffiti Hall of Fame de Harlem. Ray Rodríguez y otros grafiteros inauguran una especie de exposición en la zona donde mostrar su arte y, de paso, atajar las críticas de aquellos que les acusaban de vandalismo.

La zona fue cubierta por los más reconocidos artistas de la ciudad con grafitis reivindicativos. A pesar de su éxito no se pudo evitar que la lucha continuase. Los grafiteros fueron perseguidos y las multas cada vez más duras amenazaron la disciplina. A finales de los 80, el metro volvía a encontrarse limpio de grafitis.

Pero la semilla ya estaba plantada y este arte urbano emigro desde las calles de Nueva York y Filadelfia a otras ciudades de Estados Unidos y de todo el mundo hasta transformarse en algo común a la mayor parte de grandes ciudades del planeta. Con el paso del tiempo, las autoridades de muchas de estas urbes han terminado por firmar una tregua con los grafiteros abriendo espacios específicos para el desarrollo de este arte urbano y estableciendo colaboraciones para decorar determinadas zonas de las ciudades.

Si estás de viaje en Nueva York y eres aficionado a la cultura underground seguro que disfrutarás de una visita al Graffiti Hall of Fame del Harlem. Los muros de la zona están repletos del mejor arte urbano. Podrás trasladarte a los años 80, cuando esta actividad estaba mucho más perseguida. Y si se te da bien la canasta, puedes jugar un partido en una de las canchas míticas de Harlem decorada con los más coloristas grafitis. No te olvides de sacar unas fotos y presumir a la vuelta de las vacaciones.

Más información sobre el grafiti de Nueva York en streets are saying thing

Localizacion

106st, entre Madison Ave. y Park Ave




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *