Search
Piso Guardiola

Guardiola en Nueva York

Así es Nueva York, capaz de atraer a un exitoso entrenador del fútbol europeo que ha decidido tomarse un año sabático. A buen seguro que Pep ha entendido que esta ciudad puede ofrecerle el anonimato y el descanso que tanto ansía. Tras despedirse de su club hace pocos meses señalando que había perdido las ganas de continuar, se especuló durante mucho tiempo sobre cuál sería su destino. Se habló de Londres, pero el lugar elegido por Guardiola y su familia ha sido Nueva York.

Un lugar perfecto para una pareja joven, con niños, acomodada y culta. El fútbol no es el deporte más célebre en Estados Unidos y aunque ya han aparecido las primeras fotos de la familia en las calles de la ciudad, la tranquilidad que gozará en Manhattan no la podía encontrar en ningún otro lugar de Europa.

Y más concretamente el Upper West Side de Manhattan. El ex técnico del Barcelona se ha dejado seducir por la Gran Manzana y vivirá, el menos durante este año, en un piso del edificio Ardsley en Central Park West. Entre sus vecinos, dicen, estará el actor Kevin Bacon o el popular humorista Jerry Seinfeld.

 

¿Y qué puede hacer Guardiola en el Upper West Side? Para empezar, disfrutará de las excelentes vistas que hay desde su piso a Central Park. Y es que el edificio Ardsley está al pie de Central Park West. El arquitecto Emery Roth fue el encargado de diseñar el Ardsley en unas originales líneas Art Deco con decoración y estructura que recuerdan a los templos mayas precolombinos. Impresionantes son sus balcones en voladizo a partir del piso quince, que Guardiola y familia también podrán disfrutar.

Además de sacar partido a los 24.000 euros al mes que cuesta el piso del Ardsley, Guardiola podrá ir a hacer footing en Central Park o llevar a sus niños a dar una vuelta por este célebre parque. Otra actividad a realizar con los más pequeños puede ser visitar el American Museum of Natural History, uno de los más importantes del mundo. Y cómo no, recorrer sus numerosos restaurantes y bares. Aunque no será fácil verle en el Ding Dong Lounge, uno de los representantes más señeros de la nostalgia punk.

Y es que el Upper West Side y todo Manhattan cuentan con un sinfín de posibilidades. Tantas, que mucho nos tememos que el año sabático del catalán se puede extender más en el tiempo.

Piso de Guardiola en New York

Piso de Guardiola en New York




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *