Search

Guía rápida

Guia de Nueva YorkNueva York es una de las ciudades más famosas del mundo. Una historia de casi 5 siglos en la que la ciudad ha acabado convirtiéndose en la capital cultural y financiera de Estados Unidos. A lo largo de sus calles, el viajero podrá disfrutar de un sinfín de testimonios de un pasado mítico. Una ciudad que sigue siendo un destino turístico de primer nivel.

Nueva York forma parte del estado homónimo, y está constituido por 5 Boroughs o distritos: Manhattan, Bronx al norte, Queens y Brooklyn al este, y Staten Island al sur. Es la ciudad más populosa de Estados Unidos con casi 9 millones de habitantes aunque su zona metropolitana supera los 20 millones.

Historia

La zona en la que se asienta Nueva York fue avistada por vez primera por Giovanni da Verrazano hace casi 500 años. Su posición estratégica en la costa convertía este territorio en un lugar privilegiado como punto de partida de la colonización de América del Norte, y como centro neurálgico del comercio con Europa.

Los holandeses fundaron Nueva Amsterdam en dicho territorio, pero los ingleses se harían con el control en 1664 pasando a denominarse Nueva York. Tras la Guerra de Independencia, las colonias inglesas se separaron de la Corona Británica iniciándose la efervescente historia de los Estados Unidos.

Durante el siglo XIX Nueva York reforzó su categoría de urbe estratégica, convirtiéndose en un puerto de gran importancia comercial. Los inmigrantes venidos de Europa llegaban a territorio neoyorquino formando verdaderas colonias, que aun hoy mantienen su cultura y costumbres en diferentes zonas de la ciudad. Irlandeses, italianos, orientales, etc, eran el germen de un crisol de culturas que siguen definiendo la ciudad de Nueva York como un gran mestizaje cultural que favoreció su fama a nivel mundial.

A finales del XIX Manhattan se unió al resto de distritos que  forman actualmente la ciudad, convirtiéndose en la segunda urbe más grande el mundo. Durante esos 100 años la población pasó de apenas 80.000 habitantes a más de 3 millones. Una superpoblación que generó un crecimiento poco racional en algunos casos, generándose numerosos suburbios de deficiente construcción.

El siglo XX marcaría la consolidación de la ciudad, aunque con momento críticos como las crisis económicas de los años 30 y los 70. Hoy Nueva York es la capital financiera de Estados Unidos, y un epicentro industrial, cultural y artístico de enorme importancia mundial.

Qué ver en Nueva York

La ciudad neoyorquina es una de las más agradecidas del mundo para el turista. Cuenta con una enorme cantidad de monumentos, museos y lugares de interés. Dada su gran historia y su importancia  a nivel económico, cultural y artístico, el viajero puede vivir todo tipo de sensaciones en una gran variedad de lugares.

Si nos interesa la historia natural del planeta tenemos en el Museum of Natural History una de las mejores colecciones del mundo. El arte contemporáneo cuenta con testimonios de privilegio en el MoMAy en el Guggenheim. El Metropolitancompleta esta maravillosa tríada de museos, imposibles de encontrar en otra ciudad del mundo.

Los rascacielos neoyorquinos son el mejor símbolo del crecimiento espectacular de la ciudad en los siglos XIX y XX. Colosos como el Empire State Building o el edificio Chrysler, u obras maestras de la arquitectura como el Seagramson paradas obligadas para el viajero interesado en la historia contemporánea de la construcción.

Pero lo bueno de Nueva York, es que podremos encontrar lugares originales y genuinos difícilmente hallables en otra parte del mundo. El Museo Intrepid nos da la oportunidad de rastrear la historia militar estadounidense. Si queremos relajarnos, Central Park es uno de los parques más celebres y bellos del planeta.

En el World Trade Center tenemos la oportunidad de vivir la dramática historia reciente de Nueva York, y, si nos va la marcha, Times Square te espera con los brazos abiertos y los neones en plena ebullición.

Qué hacer en Nueva York

En la Gran Manzana hay pocas cosas que no podamos hacer. Manhattan es un lugar paradisíaco para el viajero que busca sensaciones fuertes. La Quinta Avenida es el epicentro de las compras neoyorquinas. A lo largo de esta calle tienes la oportunidad de visitar varias de las tiendas más famosas del mundo. Si buscas algo más original, los barrios de Manhattan tienen  grandes sorpresas en cada esquina. Abre bien los ojos.

Si después de una mañana intensa, necesitas comer bien, esta ciudad te ofrece todos los estilos culinarios del mundo. Desde una clásica hamburguesa en un Diner, hasta comida japonesa o alta cocina francesa. Cualquiera que sea tu antojo, se saciará en Nueva York. Vigila el presupuesto para que estos antojos, ya sea culinarios o de moda textil, no te arruinen la estancia en la ciudad.

Y lo mismo podemos decir de la noche. Un montón de clubes y bares a tu disposición. Desde las clásicas tabernas irlandesas donde disfrutar del Día de San Patricio, hasta clubes de música dance de importancia mundial pasando por tranquilos locales para pasar una noche agradable y sin sobresaltos.

Transportes

Nueva York es un enorme territorio, por lo que la utilización del transporte es inevitable para disfrutar plenamente de la ciudad. El Metro es la opción más adecuada para los desplazamientos cortos. La tarjeta MetroCard es un instrumento muy útil que también se puede utilizar en el autobús.

Si tienes prisa y dinero, el taxies otra opción para desplazamientos más complicados. No pierdas la oportunidad de, al menos una vez, ir en uno de estos coches amarillos de fama mundial.

Por su parte, el tren te asegura puntualidad y buen servicio a precio un poco más elevado. Si pretendes conocer zonas más allá de la ciudad es la opción indicada.

‘New York, New York’ cantaba Sinatra… Una ciudad fascinante, prepárate para disfrutar…